BIENVENIDO

BIENVENIDO
ABBA PADRE

José Pilar Quezada Valdès -sentado a la izquierda- y Agustín Caloca Cortés -Sentado a la derecha- alumnos en el Seminario de Guadalajaraa
... "en la Iglesia conviven asnos, mulos y machos cabríos, algunos tan salvajes que se sienten deseos de matarlos, pero no es posible porque 'el Amo quiere recibirlos todos en buen estado'."
El Cura de Torcy a su colega de Ambricourt, en: "Diario de un Cura Rural", de Bernanos.

jueves, 19 de julio de 2018

HACIA LOS 180 AÑOS DEL TITULO DE NUESTRA SEÑORA DE LA SOLEDAD PARA LA PARROQUIA DE ACAPULCO (1838-2018)


HACIA LOS 180 AÑOS DEL TITULO DE NUESTRA SEÑORA DE LA SOLEDAD PARA LA PARROQUIA DE ACAPULCO (1838-2018)
Pbro. Lic. Juan Carlos Flores Rivas

         En meses pasados, hemos llevado a cabo el ejercicio de revisión de los libros históricos en la Parroquia de Nuestra Señora de la Soledad, que al mismo tiempo es Catedral y santuario diocesano. Lo que nos ha permitido confirmar noticias que habíamos encontrado y explicado ampliamente con anterioridad en nuestro blog ephemeridesacapulcanae: la Parroquia de Acapulco tuvo como titulares a los SANTOS REYES (Melchor, Gaspar y Baltasar), durante 293 años, desde aquél lejano 1545, hasta 1838. Y a partir de ese momento, los Santos Reyes se ven desplazados por el título de NUESTRA SEÑORA DE LA SOLEDAD, lo que nos daría que el actual título de la Parroquia, cumplirá el próximo mes de agosto su 180 aniversario, durante la primera quincena.
         El respaldo documental para constatar este salto, es de tres tipos:
1.      Primero, el Libro de Matrimonios sin número, que va del 22 de marzo de 1831 al 22 de agosto de 1842. La última Acta que lleva el título de Iglesia Parroquial de los Santos Reyes y puerto de Acapulco es sin número, del 14 de noviembre de 1835, el matrimonio de José Ignacio de Loyola Ríos de 37 años, con María Juliana Herrera, de 23 años, ambos de Acapulco, casados por el Cura encargado José María Yrueta.
14.nov.1835 ultima acta de matrimonio que registra el titulo Parroquia Santos Reyes Acapulco

Y la Primera Acta que lleva el título de Nuestra Señora de la Soledad de Acapulco, sin número, del 22 de agosto de 1838, el matrimonio de José Sebero, de 32 años, de Texca, con María Estefanía de 22 años, de Jaltianguis, casados por el Cura encargado Vicente Montaño Negreira. Lo que nos da un arco de tiempo muy largo de tres años (14.nov.1835-22.ago.1838), que se acorta enseguida.
22.ago.1838 Primer acta de matrimonio que registra el título Nuestra Señora de la Soledad de Acapulco

2.      En segundo lugar está el Libro de Bautismos, sin numeración ni paginación, las primeras actas están numeradas, pero las últimas cinco, que son las que nos interesan, no lo están. El Libro de Bautismos en cuestión va del 27 de julio de 1833 al 1 de octubre de 1838. La última acta con el título de Iglesia Parroquial de los Santos Reyes y puerto de Acapulco es del 23 de julio de 1838. El Bautismo de ANACLETO, de Acapulco, hijo legítimo de Santiago Valdés y María Engracia Lemus, siendo padrinos Agustín Melendes y Alejandra Cruz. Bautizado por el Cura encargado Juan José Yrueta.
23.jul.1838 ultima acta de bautismo que registra Parroquia de los Santos Reyes Acapulco

La Primera Acta con el título de Nuestra Señora de la Soledad, es del 5 de septiembre de 1838. El Bautismo de María de los Remedios, de cinco días de nacida, de Acapulco, hija natural de María Mercrima Rivera, siendo sus padrinos María Telésfora Salinas. Bautizada por el Cura encargado de San Miguel Coyuca Vicente Montaño Negreira. El arco de tiempo es apenas de un mes (agosto) y 13 días (23.jul.1838-5-sept-1838).
5.sept.1838 primera acta de bautismo que registra el título Nuestra Señora de la Soledad de Acapulco

3.      En tercer lugar, está el libro de entierros, en la portada dice volumen 2 pero actualmente es el único que se conserva en el archivo histórico, comienza con una paginación que después se abandona. El libro de Entierros en cuestión comienza con el acta número 1, del 22 de febrero de 1838, al 31 de julio de 1842. La última acta que utiliza el título de ciudad de los Santos Reyes y Puerto de Acapulco, registra el número 36, con fecha 25 de julio de 1838, de la sepultura eclesiástica de María Isabel Sacarías, de Acapulco, adulta (sic) de nueve años de edad, hija natural de Isabel Sacarías, murió de una estocada originada por haber caído de asiento de un guayabo. Firma el Bachiller Juan José Yrueta, cura encargado.
25.jul.1838 ultima acta de entierros que registra el título Santos Reyes Acapulco

La primera acta que abandona el título de Santos Reyes, es el Acta número 37, del 2 de septiembre de 1838, de la sepultura eclesiástica de caridad (es decir, gratuita), de María Eusevia, de Acapulco, párvula de siete años, hija de Juan Flores, que murió de diarrea. Firma Vicente Montaño y Negreiros. Ajustándose al arco de tiempo del libro de bautismos antes mencionado, de un mes (agosto) con 8 días (25.jul.1838-2.sept.1838).
2.sept.1838 primera acta de entierros que registra el título Nuestra Señora de la Soledad de Acapulco


El cambio de titular entonces, se dio en la primera quincena del mes de agosto de 1838, ateniéndonos a la primera acta de Matrimonios registrados con el título de Nuestra Señora de la Soledad (22.ago.1838). Para el caso, la Arquidiócesis de México, a la que pertenecía en el momento la parroquia de Acapulco, parece que estaba acéfala. Y el posible cura encargado de la parroquia en el arco de tiempo en cuestión era Vicente Montaño Negreira, que aparece firmando en la Primera Acta que lleva el título de Nuestra Señora de la Soledad de Acapulco –decisiva-, del 22 de agosto de 1838. El día exacto no lo conocemos.

viernes, 29 de junio de 2018

De manos del Papa Francisco, arzobispo de Acapulco recibe Palio Arzobispal

El Sol de Acapulco

/ VIERNES 29 DE JUNIO DE 2018


De manos del Papa Francisco, arzobispo de Acapulco recibe Palio Arzobispal
Es el símbolo religioso que representa la oveja que el pastor lleva sobre sus hombros en señal de la tarea pastoral que el prelado católico ha de realizar por el pueblo que representa.


Javier Tinoco Memije

De manos del Papa Francisco, en Roma, Italia, el Arzobispo de Acapulco, Leopoldo González González, recibió el Palio Arzobispal, símbolo religioso que representa la oveja que el pastor lleva sobre sus hombros en señal de la tarea pastoral que el prelado católico ha de realizar por el pueblo que representa.

El Palio Arzobispal es una especie de estola blanca circular, que se lleva sobre los hombros, del cual caen ante el pecho y espalda dos tiras de tela rectangulares; está confeccionado con lana blanca esquilada a corderos bendecidos por el Papa el día de Santa Inés.

La estola suele adornarse con cruces bordadas en seda color negro, con tres clavos que recuerdan los clavos de Jesucristo cuando fue crucificado; el Palio es un atuendo que sólo es utilizado por el Papa y los arzobispos.

Monseñor Leopoldo estuvo acompañado por cuatro sacerdotes y un grupo de personas de Morelia que forman parte representativa en la vida de González González.

Por ordenamiento del Papa Francisco, el Palio será impuesto por el Nuncio Apostólico, Franco Coppola, el próximo 11 de septiembre en el puerto de Acapulco, ciudad que alberga la arquidiócesis a la que se le ha confiado.

29 DE JUNIO DE 2018: FIESTA DE LOS SANTOS APÓSTOLES PEDRO Y PABLO, ENTREGA DE LOS PALIOS ARZOBISPALES


29 DE JUNIO DE 2018 FIESTA DE SAN PEDRO Y SAN PABLO, ENTREGA DE LO PALIOS ARZOBISPALES.
Pbro. Lic. Juan Carlos Flores Rivas

El próximo viernes 29 de junio de 2018, tendrá lugar en la Ciudad de El Vaticano, la solemnidad de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo. La Fiesta es la conmemoración del martirio en Roma de los apóstoles Simón Pedro y Pablo de Tarso, y es una de las mayores celebraciones religiosas para los cristianos católicos y ortodoxos. En las últimas décadas, esta fiesta ha sido de importancia para el moderno movimiento ecuménico como una ocasión en la que el Papa de Roma y el Patriarca de Constantinopla han oficiado servicios diseñados para que sus iglesias más cerca de intercomunión, como participación en lo común. Este es especialmente el caso durante el pontificado de Juan Pablo II, tal como se refleja en su encíclica, Ut Unum Sint (25 de mayo de 1995).
El palio es una prenda de lana de oveja, que el arzobispo usa sobre sus hombros, bendecida en la fiesta de la virgen y mártir de la cristiandad primera Santa Inés (21 de enero), el Papa bendice unos corderos de los que extrae la lana. Dicha lana, una vez confeccionada, se guarda en una urna de plata en la capilla de la tumba de San Pedro, en el Vaticano. El palio es símbolo de la unidad que vincula a los pastores de las Iglesias particulares con el Sucesor de Pedro, Obispo de Roma. El hecho de que el palio se entregue en una celebración conjunta a todos los nuevos arzobispos de cada año expresa igualmente la universalidad y catolicidad de la Iglesia unidas en y desde la Sede Apostólica.

La lana significa la aspereza de la reprensión a los rebeldes; el color blanco, la benevolencia hacia los humildes y penitentes. La forma circular que encierra los hombros es el temor del Señor, por quien las obras se cierran a fin de que su perfume cubierto no se vaya desvaneciendo, como sucede si se descuidan las pequeñas cosas que, poco a poco, se cae en las grandes. Tiene cuatro cruces situadas delante y detrás, a la derecha y a la izquierda. Así el obispo debe poseer vida, ciencia, doctrina y poder. Se relaciona también con las cuatro virtudes cardinales, teñidas de púrpura por la fe en la Pasión del Cristo. En la parte anterior se representa la justicia: el prelado debe velar para dar a cada cual lo suyo. En la parte posterior, la prudencia: el prelado debe cuidarse de dudas y pensamientos nocivos. A la izquierda, el coraje, para no sucumbir en la adversidad. A la derecha, la templanza, para no descontrolarse en la prosperidad. Jurídicamente el palio arzobispal es el símbolo de la potestad que tienen los arzobispos en su provincia eclesiástica y los lazos de comunión con el Romano Pontífice. El palio posee un significado espiritual profundo. Algunos Padres de la Iglesia han visto en las cruces el recuerdo de la Cruz del Señor que el prelado debe llevar con mayor diligencia y amor.
El Papa Francisco introdujo un cambio en la ceremonia de entrega del palio arzobispal, fijando que ya no será el Obispo de Roma quien imponga el palio, sino que los arzobispos lo recibirán en privado y después será el nuncio del respectivo país quien se encargue de la investidura en la diócesis de origen. La novedad, introducida en 2015, indica que “El Papa dispuso que el palio bendecido en la misa de los santos Pedro y Pablo sea impuesto a los arzobispos metropolitanos en sus residencias diocesanas por un representante”.
El nuevo procedimiento prevé que al final de la misa de los santos Pedro y Pablo, el 29 de junio, los nuevos arzobispos sean invitados a concelebrar con el Papa en el Vaticano; los que participen en el rito recibirán el palio “en privado, de manos del Santo Padre”. Ya no existe, pues, la imposición oficial durante el rito, en el que desfilaban delante del Pontífice los nuevos metropolitanos para irse arrodillando y recibir el palio uno a uno. El verdadero rito de la imposición del palio se llevará a cabo en las respectivas iglesias locales, involucrando no solo a la comunidad diocesana metropolitana, sino también a las comunidades sufragáneas, sobre las cuales el nuevo arzobispo ejerce algunas funciones limitadas.
Esta IMPOSICION quedará pendiente en cuanto a la fecha, a realizarse en Acapulco, para el caso de Monseñor Leopoldo González. La fecha confluye con el 35 aniversario de la creación de la Arquidiócesis de Acapulco, pues fue un 29 de junio de 1983, cuando tiene lugar Solemne Ejecución de la Bula “Quo maius” de Erección Canónica de la Arquidiócesis de Acapulco, en Ceremonia realizada en el Zócalo de la Ciudad de Acapulco, presidida por Monseñor Girolamo Prigione, Delegado Apostólico en México.

¡En hora buena Monseñor Leopoldo! ¡Feliz 35 aniversario Arquidiócesis de Acapulco!

jueves, 28 de junio de 2018

LA PARROQUIA DE SAN JUAN BAUTISTA EN COPALA, GRO. Y SU NUEVO PARROCO


LA PARROQUIA DE SAN JUAN BAUTISTA EN COPALA, GRO. ESTRENA NUEVO PARROCO

El título canónico que da origen a la comunidad de San Juan Bautista en el Poblado de Copala, Gro. fue el de Vicaría Fija, expedido por el Siervo de Dios Monseñor José Pilar Quezada Valdés, Primer Obispo de Acapulco, el 1 de octubre de 1959. Sin embargo, por razones que desconocemos, el primer nombramiento de Vicario Ecónomo se dará hasta el 23 de diciembre de 1961 en la persona del Presbítero Manuel Padilla Chavelas. El segundo Vicario Fijo será el presbítero Serafín Arzate Silva (17.marzo.1964-18.dic.1964).
Será hasta 18 de diciembre de 1964, cuando la comunidad alcanza el título de Parroquia, siendo su primer párroco el mismo Serafín Arzate.
Y ahora, próxima a cumplir 54 años de fundación, la Parroquia ha recibido el pasado 28 de junio, en la víspera de la Solemnidad de los santos apóstoles Pedro y Pablo, a un nuevo párroco en la persona del presbítero Serafín Casiano Salado.
         Los clérigos que han servido como párrocos a San Juan Bautista Copala son: 1. SERAFIN ARZATE SILVA (18.diciembre.1964-22.Diciembre.1967); 2. MANUEL PADILLA CHAVELAS (22.diciembre.1967-3.Febrero.1988); 3. ANGEL SOTO MATA (3.Febrero.1988-9.julio.1999); 4. RICARDO PEREZ MEDINA (9.julio.1999-14.agosto.2012); 5. DAVID CHAVEZ VALENCIA (14.agosto.2012-28.junio.2018).

PRESBITERO SERAFÍN CASIANO SALADO. Nació en Cruz Grande, Gro. a las seis horas del 9 de Febrero de 1959. Quinto hijo de Marciano Casiano Factor e Inés (Acevedo) Salado. Sus hermanos: Antonio, Santacruz, Juvenal, Francisca y Virgilio. Bautizado el 3 de Diciembre de 1959, en la Parroquia de Santiago Apóstol, Cuautepec, Gro. por el Presbítero Jesús Cortés Gaspar. Recibió la confirmación de manos del Siervo de Dios Monseñor José Pilar Quezada Valdés. Recibió la Primera Comunión de manos del Presbítero Víctor Fuentes Landa el 12 de Diciembre de 1968, a quien debe su vocación. Realizó sus primeros estudios en la Escuela Primaria Urbana del Estado Josefa Ortiz de Domínguez en Cruz Grande, Gro. de 1967 a 1973. Y en la Secundaria Tecnológica Agropecuaria N. 106 de Cruz Grande, Gro. de 1973 a 1976.
Ingresó al Seminario del Buen Pastor de Acapulco en septiembre de 1977. Estudiando el Primer año en la Preparatoria N. 2 de la UAG (1977-1978), los otros dos años en el Instituto Gilberto L. Guajardo (1978-1980).
         Los primeros dos años de Filosofía lo cursó de 1980 a 1982 en el Instituto Superior de Estudios Eclesiásticos (ISEE), en Tlalpan, D. F. Y el tercer año en el Instituto de Formación Sacerdotal de la Arquidiócesis de México (IFSAM), en Tlalpan, D. F. (1982-1983). Durante el año 1983-1984 realizó una experiencia extra muros, primero en el D. F. y después en La Unión, Gro. de la Parroquia de Cruz Grande, Gro. Estudio los primeros tres años de Teología en el Seminario Regional del Sureste en Tehuacán, Puebla, de 1984 1987.
         Ordenado Presbítero el 20 de Octubre de 1993 en el Templo Parroquial en construcción de la Santa Cruz, en Cruz Grande, Gro. de manos de Monseñor Rafael Bello Ruiz, Arzobispo de Acapulco. Celebró su Primera Eucaristía en el mismo templo al día siguiente. EL PROXIMO OCTUBRE CELEBRARA SUS BODAS DE PLATA COMO PRESBITERO.
El Padre Serafín Casiano ha ejercido su ministerio como: Vicario Parroquial de Santiago Apóstol en Ometepec, Gro. (1.noviembre.1993-24.Agosto.1994); Vicario Parroquial de San Pablo Apóstol en la Unidad Habitacional Infonavit El Coloso, Acapulco, Gro. (24.agosto.1994-28.enero.1995); Párroco de San isidro Labrador en Xaltianguis, Gro. (28.enero.1995-13.febrero.2003); Administrador Parroquial Ad Interim de Nuestra Señora de Guadalupe en el Poblado del Kilómetro 30, Gro. (6.agosto.1999); 24 de Enero del 2001. Nombramiento de Decano al frente del Decanato Número Seis.(24.enero.2001); Coordinador Diocesano de Pastoral Afroamericana (6.enero.2002); Párroco de Santa María de Guadalupe en El Paraíso, Gro. (13.febrero.2003-1.enero.2007); Párroco de San Juan Bautista en Tenexpa, Gro. 1.enero.2007-28.junio.2018)
Copala tiene en su haber un grato recuerdo en la historia de la Arquidiócesis, pues cuando el 10 de Febrero de 1983, el Santo Padre Juan Pablo II Magno, crea la XII Provincia Eclesiástica Mexicana con sede en Acapulco, con la Bula “Quo maius”, y promueve como su primer Arzobispo a Rafael Bello Ruiz; Monseñor Bello recibe la noticia el 12 del mismo mes, mientras estaba de visita en la Parroquia de Copala.

         ¡Felicidades Copala, por su nuevo Párroco de Bodas de Plata!

miércoles, 27 de junio de 2018

29 DE JUNIO: 35 ANIVERSARIO DE LA ARQUIDIOCESIS DE ACAPULCO


35 ANIVERSARIO DE LA ARQUIDIOCESIS DE ACAPULCO
29 DE JUNIO (1983-2018).
Pbro. Lic. Juan Carlos Flores Rivas.

         El próximo viernes 29 de junio de 2018, Solemnidad de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, tendrá lugar el 35 aniversario de la fundación de la Arquidiócesis de Acapulco. Pretender una visión panorámica de la vida de la Iglesia en la región costera del Estado de Guerrero, puede antojarse una pretensión imposible. Pero se impone una visión de conjunto para aprender, ya que la historia es “maestra de la vida”, y vista con ojos de fe, se transforma en historia de la salvación.

El 10 de Febrero de 1983, el Santo Padre Juan Pablo II Magno, crea la XII Provincia Eclesiástica Mexicana con sede en Acapulco, con la Bula “Quo maius”, y promueve como su primer Arzobispo a Rafael Bello Ruiz. Pero la Bula fue ejecutada concretamente el 29 de junio de ese mismo año.
Monseñor Bello recibe la noticia el 12 del mismo mes, mientras estaba de visita en la Parroquia de San Juan Bautista, Copala, Gro.; y fungía en ese lapso de tiempo como Administrador Apostólico de la Diócesis de Chilpancingo –Chilapa, a la muerte de Monseñor Fidel de Santa María Cortés Pérez, de Octubre de 1982 a Abril de 1983.
La Toma de Posesión de este Arzobispado, tendrá lugar al ejecutarse formalmente la Bula, el 29 de Junio de 1983, en el zócalo de la Ciudad y Puerto de Acapulco, en el pórtico de la Santa Iglesia Catedral, en Solemne Concelebración Eucarística presidida por el Delegado Apostólico en México, Monseñor Girolamo Prigione; acompañado de: Mons. Estanislao Alcaraz Figueroa, Arzobispo de Morelia; Mons. Juvenal Porcayo Uribe, Obispo de Tapachula; Mons. José Lizares Estrada, Obispo de Ciudad Altamirano; Mons. José María Hernández González; Obispo de Chilapa; Mons. Juan Jesús Posadas Ocampo, Obispo de Cuernavaca; y Mons. Emilio Berlie Belauzarán, Obispo electo de Tijuana.
Mons. Bello recibió el palio arzobispal el 28 de septiembre de 1983, en El Vaticano, de manos del Cardenal Proto Diácono, en solemne concelebración Eucarística en la Capilla Matilde. Gobernó la diócesis durante 24 años, de los cuales 17 como Arzobispo. Poniendo las bases de la pastoral en la costa de Guerrero. Permanecerá en el corazón de todos, como la figura arquetípica del Padre y Pastor.
El 30 de junio del 2000, tiene lugar la sucesión, cuando el Papa nombra un Arzobispo Coadjutor, en la persona de Monseñor Felipe Aguirre Franco, hasta entonces Obispo de Tuxtla Gutiérrez Chiapas. Monseñor Aguirre gobernará la Arquidiócesis durante la primera década del Tercer Milenio Cristiano, como un espléndido pórtico, “umbral de la esperanza”, abierto por el gran Papa Juan Pablo II, con el Gran Jubileo del Año 2000. Instalado Monseñor Aguirre en Acapulco el 28 de Septiembre de 2000 –con entrada triunfal y toma de posesión. El 8 de Mayo de 2001, se formaliza la sucesión, cuando es preconizado Segundo Arzobispo, siendo aceptada la renuncia al gobierno pastoral presentada por Monseñor Bello un año antes por motivos de salud. El 29 de Junio de 2001, recibe de manos del Papa Juan Pablo II el Palio Arzobispal, en la Plaza de San Pedro, en El Vaticano, acompañado todavía por su antecesor Mons. Bello. La relación Iglesia-sociedad civil vivió significativos eventos; y su magisterio episcopal tuvo una amplia proyección en todos los medios de comunicación. Durante el arzobispado de Mons. Aguirre, especial significación tiene el ministerio episcopal entre nosotros de Monseñor Juan Navarro Castellanos (2004-2009).
El 7 de junio de 2010, el Papa Benedicto XVI nombra al tercer arzobispo de Acapulco Monseñor Carlos Garfias Merlos, quien gobernará durante seis años. Toma posesión el 22 de julio en solemne ceremonia en el Centro Internacional Acapulco. Recibe el Palio Arzobispal de manos del papa Benedicto XVI el 29 de julio del mismo año en la Plaza de San Pedro de la Ciudad de El Vaticano. Durante su administración como Arzobispo, la comunidad eclesial conocerá relaciones de alto nivel con todos los niveles del gobierno y la sociedad civil.

Así llegamos a la actual etapa de nuestra historia diocesana, y entramos en la era Francisco, cuando el Santo Padre el Papa Francisco nombró, el viernes 30 de junio de 2017, en la memoria de los Primeros Mártires Romanos, al obispo de Tapachula, Monseñor Leopoldo González González, nuevo Arzobispo para la Arquidiócesis de Acapulco. Tomará posesión el 29 de agosto de 2017, después de una apoteósica recepción, como “compañero del dolor y la esperanza” de este pueblo creyente que sufre en la costa de Guerrero. Recibirá el Palio Arzobispal de manos del Papa Francisco el próximo viernes 29 de junio de forma privada, en la ciudad de El Vaticano; y públicamente, en ceremonia todavía por confirmar en Acapulco, presidida por el Nuncio Apostólico en México Monseñor Franco Copola.