BIENVENIDO

BIENVENIDO
ABBA PADRE

José Pilar Quezada Valdès -sentado a la izquierda- y Agustín Caloca Cortés -Sentado a la derecha- alumnos en el Seminario de Guadalajaraa
... "en la Iglesia conviven asnos, mulos y machos cabríos, algunos tan salvajes que se sienten deseos de matarlos, pero no es posible porque 'el Amo quiere recibirlos todos en buen estado'."
El Cura de Torcy a su colega de Ambricourt, en: "Diario de un Cura Rural", de Bernanos.

lunes, 15 de enero de 2018

150 ANIVERSARIO DE LA FUNDACION DEL SEMINARIO DE LA INMACULADA CONCEPCION, DIOCESIS DE CHILPANCINGO-CHILAPA



Homilía de la Celebración Eucarística del 150 Aniversario del Seminario de la Inmaculada de Chilpancingo-Chilapa, Gro.
Enero 15 de 2018


El primer Obispo de Chilapa Mons. Ambrosio María Serrano y Rodríguez, ordenó al Sr. Cura de Tixtla Don Vicente Hernández: "Edúquese principalmente a los pobres e idiomas de cualquier lugar de la Diócesis", se hablaban 5 idiomas. El Seminario de Chilapa nace principalmente por la inquietud del Obispo Ambrosio Serrano de poder atender a las personas en sus idiomas y comprender a los feligreses en su propia situación de pobreza y marginación. Así nace nuestro Seminario Diocesan9 de la Inmaculada el 15 de Enero de 1968.
La Erección Canónica de la Diócesis de Chilapa fue decretada por su Santidad Pío VII en 1816 con la Carta Apostólica "UNIVERESI DOMINICI GREGIS". La Guerra de la Independencia impidió la ejecución. El primero de Marzo de 1860 ordena su erección el Papa Pío IX. El 26 de Enero de 1862 se ejecutó el Decreto con la Bula "Grave Nimis", nombrando como primer Obispo en 1862 a Mons. Ambrosio María Serrano. Impedido de entrar en su territorio diocesano por la lucha entre liberales y conservadores tuvo que dirigir la Diócesis desde el destierro en San Martín Huaquechula, Puebla. Así con su Obispo desterrado nació nuestro Seminario Diocesano de la Inmaculada.
Hoy 15 de Enero de 2018 tenemos la gracia, gloria sea dada a Dios, de celebrar los 150 años de la Fundación de nuestro Seminario Diocesano de la Inmaculada. Gran honor para nosotros pero a la vez gran compromiso y responsabilidad para la Iglesia particular de Chilpancingo-Chilpa.
Sean dadas las gracias a la Santa Trinidad y dados también, nuestros sentimientos de amor y devoción a la Virgen Santa Inmaculada que nos han permitido durante estos 150 años formar a nuestros Sacerdotes. Gracias a todos nuestros padres y Obispos que nos han precedido, por sus fatigas y esfuerzos en favor de nuestro Seminario, gracias a todos los Formadores que durante este tiempo han entregado su vida en la noble tarea de formar a Cristo Buen Pastor en el cuerpo y en el corazón de nuestros Seminaristas.
Gracias a los Padres Eudistas que por tanto tiempo fueron los formadores y maestros de nuestro Seminario. Gracias al pueblo de Dios, a los amigos del Seminario que con tanta bondad nos han sostenido con su oración, buen ejemplo, animación y su apoyo económico.
Hoy también, Dios nos hace una gran regalo, al cumplirse estos 150 años de nuestro Seminario, el regalo y ofrenda son estos 8 Diáconos que dentro de pocos minutos se convertirán en Sacerdotes de Cristo, es la ofrenda mejor de gratitud que podemos ofrecer al Dador de todo bien. Estos nuevos Presbíteros que sin duda traen oxígeno nuevo a nuestra Iglesia Particular de Chilpancingo-Chilapa. Son la continuación de los 13 Obispos que nos han precedido y la continuación de tantos buenos sacerdotes y Santos que con su vida evangélica y ministerial han sostenido el caminar de nuestra Diócesis. Por eso he pedido que se trajeran las reliquias de nuestros campeones en la fe, que con su testimonio martirial nos acompañan y alientan, son el gran testimonio y ejemplo para todos nosotros de un corazón sacerdotal generoso y la entrega apasionada por la causa de Dios y del Evangelio, San David Uribe y San Margarito Flores.
Cuando nació la Diócesis no eran tiempos fáciles, existían grandes retos evangelizadores, si fue en tiempos del Papa Pío VII, tiempos de la Independencia no se pudo Ejecutar, el mismo Papa fue desterrado a Francia por Napoleón, si fueron los años de 1860, se dio la lucha de Conservadores y Liberales le impedían al primer Obispo entrar a su Territorio.
Y este hoy, que estamos viviendo, no está exento de tantas dificultades y problemas en todo el suelo patrio, en nuestro estado de Guerrero, y en particular en nuestro territorio diocesano. Existen muchos miedos, se han derramado lágrimas, existe el mal sentimiento del rencor y la venganza. La inseguridad y la muerte rondan por nuestras calles y caminos. Huele a muerte.
Pero tenemos la promesa del Señor Jesús: “Y sepan que yo estaré siempre con ustedes hasta el fin del mundo" (Mt 28,20). No caminamos solos, esta es la obra de Dios, la obra del Espíritu Santo. Debemos fortalecer la esperanza y no darle muerte, debemos fortalecer la fe y la confianza en el Señor de la historia. Nos acompaña María, la madre de los Sacerdotes.
"Mi paz les dejo mis paz les doy, no la doy como la da el mundo. No se turbe su corazón ni se acobarde" (Jn 14,27). No se turbe su corazón ni se acobarden, es el llamado de Jesús, ser Sacerdotes de fe y de esperanza. Con el señor a nuestro lado no nos debemos acobardar.
"Cuan hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian la buena nueva" (Is 52,7). Ustedes jóvenes Diáconos son nuestra mejor carta, ya que son jóvenes, tienen los ideales sacerdotales a flor de piel, los problemas la vida y las dificultadas todavía no ha marchitado la candidez de su vocación, ustedes respiran frescura, esperanza, libertad, sinceridad y verdad. Gasten su vida en la causa de la paz en el anuncio de Buena Nueva.
Jesús es la encarnación de la paz, mi paz les dejo, mi paz les doy. Ustedes son el Cristo vivo aquí y ahora entre nosotros, encamen los ideales de la paz con misericordia.
Queremos una Iglesia comprometida con la paz, constructora de la paz, defensora de la paz, instrumento de paz. Como un fruto del Espíritu "tengan amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, fe, mansedumbre, templanza, contra tales cosas no hay ley'' Gal 5, 22-23.
San Agustín de Hipona rezaba a Dios: "Pero toda mi esperanza estriba en tu muy grande misericordia. Dame lo que me pides y pídeme lo que q leras¡ (San Agustín, Confesiones 10,26,37. El Padre misericordioso les dará todo aquello que El mismo les vaya pidiendo.
Finalmente una palabra de agradecimiento a los padres y familiares de estos Diáconos y dentro de unos instantes Sacerdotes, por su generosidad y apoyo cercano en la labor de su educación. Por su cariño a sus hijos y a la Iglesia. Un día los engendraron para la vida, hoy lo engendran para el Sacerdocio, que el Buen Dios los siga bendiciendo a todos y a cada uno de ustedes.
Así sea.
Fr. Salvador Rangel Mendoza, ofm.
Obispo de Chilpancingo-Chilapa.

domingo, 17 de diciembre de 2017

LUTO PARA LA ARQUIDIOCESIS DE ACAPULCO: HA FALLECIDO EL PRESBITERO RAFAEL GALVAN CARDENAS

LOS RESTOS MORTALES DEL PADRE RAFAEL GALVAN ESTAN SIENDO VELADOS EN LA CASA PARROQUIAL DE LA NUEVA CATEDRAL DE CRISTO REY. EN CALLE DEL FRAILE N. 7 FRACCIONAMIENTO MAGALLANES. ATRAS DE AURERA, JUSTO EN LA PARTE DE ATRAS JUNTO AL HOSPITAL DEL PACIFICO. EN ESE LUGAR SE CELEBRARA HOY DOMINGO 17 DE DICIEMBRE UNA MISA A LAS 8 P.M.
MAÑANA LUNES 18 DE DICIEMBRE EL SEÑOR ARZOBISPO DE ACAPULCO PRESIDIRA LAS SOLEMNES EXEQUIAS A LAS 10 A.M. EN EL TEMPLO PARROQUIAL DE NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE REINA DE MEXICO.






PRESBITERO RAFAEL GALVAN CARDENAS

         Nació en Apaseo el Grande, Guanajuato. El 22 de Abril de 1937. Hijo de Rafael Galván y Socorro Cárdenas. Sus hermanos: Teresa, Manuel, Juan, María de Jesús, Carolina, Teodora, María Luisa, José Luis y Eva.
         Recibió el Sacramento del Bautismo el 29 de Abril de 1937 en su natal Apaseo el Grande, de manos del Presbítero Efrén Flores Rico.
Recibió el Sacramento de la Confirmación el 24 de junio de 1938 de manos del Señor Arzobispo Luis María Altamirano.
Recibió la Primera Comunión el 10 de Mayo 1945 de manos del Presbítero Efrén Flores Rico, en su natal Apaseo el Grande.
         Ingresó al Seminario de Morelia, Michoacán, el 20 de Junio de 1950. Posteriormente ingresó a la Orden de los Padres Pasionistas en México, D. F.
         Recibió la Ordenación Presbiteral el 15 de Agosto de 1976 en México, D. F. Celebró su Primera Eucaristía en Apaseo el Grande el 22 de Agosto de 1976.
         Arribó a la Diócesis de Acapulco, cuando la obediencia lo nombró Ecónomo de la Casa Pasionista en la Colonia Jardín, en 1976, cargo que fungió hasta 1979.
El 22 de Septiembre de 1978 es nombrado Párroco de Nuestra Señora de Fátima en la Colonia Jardín, Acapulco, Gro. Siendo sus Vicarios GABRIEL JIMÉNEZ, MIGUEL GONZALEZ Y ALFONSO IBERRI PP.
El 21 de Mayo de 1982 funge como Párroco sin nombramiento del 21 de Mayo de 1982, a la muerte del Presbítero Timoteo Mendoza Ponciano, al 9 de Diciembre de 1985, de San Nicolás de Tolentino, en Cuajinicuilapa, Gro.
El 30 de Noviembre de 1985 la Sagrada Congregación para los Religiosos e Institutos de Vida Consagrada, del Vaticano, le concede Indulto de secularización, dejando la Orden de los Padres Pasionistas, e incardinándose a la Diócesis de Acapulco.
El 9 de Diciembre de 1985 es nombrado Párroco de Santiago Apóstol en Ayutla de los Libres, Gro.
El 11 de Diciembre de 1986 es nombrado Párroco de San José en Tres Palos, Municipio de Acapulco, Gro.
El 3 de Junio de 1992 es nombrado Párroco de San Felipe de Jesús en Dos Arroyos, Municipio de Acapulco, Gro.
El 14 de Enero de 1994 es nombrado Párroco de Nuestra Señora de Guadalupe en el Poblado Kilómetro Treinta, Municipio de Acapulco, Gro.
El 14 de Julio de 1995 es nombrado Párroco de Santa María de Guadalupe en Tepetixtla, Gro.
El 17 de Enero del 2004 es nombrado Administrador Parroquial de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, en la Colonia Bocamar, Acapulco, Gro.
El 17 de Enero del 2004 es nombrado Encargado Diocesano de Pastoral de la Salud, atendiendo con mucha diligencia los hospitales de Acapulco.
A partir de entonces comenzó su calvario, su salud se fue deteriorando progresivamente, sin embargo, todavía prestó sus servicios ministeriales como adscrito en la nueva Catedral de Cristo Rey, y unos años como capellán de San Felipe de Jesús en la colonia Potrerillo, en Acapulco, Gro.
Igualmente, fue Asistente Diocesano de la Adoración Nocturna Mexicana, sin nombramiento, por varios años.
Falleció víctima de insuficiencia renal, hoy 17 de diciembre de 2017, Tercer Domingo de Adviento, durante la madrugada, en la casa parroquial de la nueva Catedral de Cristo Rey. A sus 80 años de edad, y 41 de presbitero.
Descansa en paz un buen amigo, siempre dispuesto a servir y a escuchar a todos.

FUE VELADO POR UNAS HORAS EN LA CAPILLA DE SAN FELIPE DE JESUS EN LA COLONIA POTRERILLO, Y DE ESE LUGAR SALIO A LAS 4 P.M. EL 18 DE DICIEMBRE, A DECISION DE SU FAMILIA, PARA SER TRASLADADO A SU NATAL APASEO EL GRANDE GUANAJUATO, DONDE SUS RESTOS MORTALES DESCANSARAN EN PAZ.

miércoles, 29 de noviembre de 2017

RECIBIRAN MAS DE MIL QUINIENTAS PEREGRINACIONES EN LA CATEDRAL


Recibirán más de mil 500 peregrinaciones en la Catedral

  • Pedro Elías Radilla González
  • en Local
La Arquidiócesis de Acapulco informó que estiman recibir más de mil 500 peregrinaciones durante el mes de diciembre sólo en la catedral de Nuestra Señora de la Soledad ubicada en el zócalo, por lo que se coordinan con autoridades estatales y municipales para brindar vigilancia a los fieles católicos y evitar incidentes durante los recorridos.
La oficina parroquial señaló que estarán preparados para albergar a miles de fieles católicos que venerarán a la virgen de Guadalupe durante los primeros once días del mes próximo, toda vez que cada movilización contará con apoyo de la policía vial y preventiva para evitar incidentes.
Aseguraron que el arzobispo de la ciudad, Leopoldo González González, se ha reunido en reiteradas ocasiones con representantes del municipio, estado y federación para organizar de la mejor manera la vigilancia a los ciudadanos, y evitar también que le uso de la pirotecnia pueda causar algún accidente durante los trayectos.
Dijeron también que la mayoría de las peregrinaciones circularán por uno o dos carriles de las avenidas más importantes de Acapulco como lo es la Costera Miguel Alemán, Cuauhtémoc y Ruiz Cortines, para concluir su recorrido en la catedral del zócalo y los guadalupanos serán recibido por Monseñor Leopoldo González.
Asimismo, aseguraron que en comparación con el año pasado habrá 200 procesiones más y esperan que más de 20 mil fieles católicos participen durante los once días, tanto niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad, así como personas con discapacidad que llegan a la catedral a pedirles favores a la morena del Tepeyac.
Estas cifras podrían aumentar toda vez que aún se están registrando varias colonias para participar en las peregrinaciones que llegarán al zócalo, aunque muchas otras en colonias como Renacimiento, Jardín, Zapata y La Sabana, se llevarán a cabo en las capillas locales, donde también miles de personas participarán durante las primeras dos semanas del mes de diciembre y también habrá seguridad para ellos.

jueves, 23 de noviembre de 2017

COLOQUIO CONMEMORATIVO DE LOS 450 AÑOS DE LA MUERTE DE FRAY JUAN BAUTISTA MOYA EN MORELIA MICHOACAN


FRAY JUAN BAUTISTA MOYA: PADRE DE LA IGLESIA EN LA COSTA DEL MAR DEL SUR O DE ACAPULCO




FRAY JUAN BAUTISTA MOYA: PADRE DE LA IGLESIA EN LA COSTA DEL MAR DEL SUR O DE ACAPULCO.
Pbro. Lic. Juan Carlos Flores Rivas

         La obra Americana Thebaida nos transmite el título de gloria de Fray Juan Bautista Moya: legítimo Padre, recordado por los indios, y venerado hoy como casi santo. Lo que hoy llamamos Costa Grande, era llamada en el siglo XVI costa del mar del sur o de Acapulco, y más específicamente, Provincia de Zacatula.
         ¿Qué impactaba de la vida de este venerable? La forma como se presentaba: “Sin más ajuar que los alimentos del espíritu, un breviario, una cruz y una disciplina, a pie y descalzo, sin admitir para el dilatado camino cosa alguna, fiando el sustento de la bolsa del Señor, despensa inagotable”.
         Su gran penitencia y mortificación personal con la que acompañaba su actividad evangelizadora, tuvo, en la Costa del Sur, su máxima expresión. Su hábito era de la más tosca tela que se podía encontrar, y a esto le agregaba el cilicio, con el cual se flagelaba, derramando su sangre. Esta púrpura vertida, fue como la sangre del Cordero con que ablandó los diamantinos corazones de los bárbaros tarascos y mexicanos de la Costa del Sur. Tanta sangre vertía, tan crueles eran los azotes, que los mismos indios, se suyo nada compasivos, le arrebataban de las manos el cilicio para que no siguiera mortificándose, para que se introdujera en sus venas la nobilísima sangre de Cristo crucificado.
         El hábito religioso, fue convertido en cilicio vivo, esto, conociendo lo ardiente de la Costa del Sur, procuró estrecharlo tanto, que a fuerza casi introducía en él su mortificado cuerpo. Siendo este de la más áspera jerga. Intolerable en la tierra caliente, donde más bien los suelen usar amplios y de tela delgada, para que el viento pueda refrescar los cuerpos.
         Es un suelo el de la Costa del Sur, que los montes vomitaban fuego, el medio lo habitaban fieros leones, y las faldas de las serranías las habitaban multiplicados venenosos animales. Al sumo calor que en aquellos lugares existía, quiso el Supremo Hacedor, añadirle para hacer más inhabitable aquél infierno. Una innumerable multitud de mosquitos, tantos y tan varios, que sólo los que han transitado por éste país, darán alguna noticia de su crecida muchedumbre, que llegan incluso a impedir la luz del sol, e impiden incluso que se pueda cultivar la tierra por ser tantos. Plagas de mosquitos que no impedían a Fray Juan Bautista Moya caminar por los parajes, soportando estoicamente el tormento, ofreciéndolo por las almas de los fieles. Incluso, en las soledades, ponía cruces, y se colocaba en ellas, para sentirse de aquél modo crucificado, y sentir los tormentos que padeció Cristo en el afrentoso leño.
         Era tanta su entrega, incansable caminar por esas tierras inclementes, los peñascos de aquél suelo, que recorría esos caminos descalzo, vino a quedar sin los extremos de los dedos de los pies y de las manos.
         Oración intensa, era la fuente de donde este Juan Bautista Moya sacaba sus fuerzas, con éxtasis y arrobamientos. Testigos dan fe, haberlo visto elevarse en oración profunda. Como compendio de su mucha oración mental, se dice que caminando o durmiendo, oraba. Agregando al Oficio (Liturgia de las Horas), innumerables jaculatorias, sobre todo invocando los dulces nombres de Jesús y de María, vivas saetas salían de aquél corazón abrasado de amor. Inmensa devoción era, como de esperarse, la manera con que celebraba la Santa Misa.
         Sólo un sentimiento expresó Fray Juan Bautista Moya a sus hermanos religiosos antes de morir: que no había merecido por sus culpas, que el Señor le concediese el haber entregado su vida en el servicio, pues sus continuos anhelos siempre habían sido derramar su sangre en el martirio por su amado. Dicho esto, puso su mejilla sobre su diestra, y recogido en oración, entregó en ósculo de paz su espíritu al Señor. Expiró como quien se duerme en un suave sueño, con tan grande sosiego, que por gran rato se dudó de su tránsito; pensando que era uno más de sus innumerables éxtasis o arrobos que experimentaba en su oración. Fue el día 20 de diciembre de 1567. Contaba de su dichosa edad cuando murió, 63 años. 46 años de religioso agustino. En olor de santidad, fue sepultado a escondidas, para evitar que el pueblo pudiera profanarlo.
         Venerable Padre Fray Juan Bautista Moya: asiduo en la meditación, exactísimo en la obediencia, admirable en la penitencia, sublime en la humildad, adictísimo en la práctica de la pobreza, estrictísimo en la observancia de la disciplina, purísimo en la castidad, perpetuo en la Caridad, Precursor rápido en la conversión de los indios, solícito y fecundo.

martes, 14 de noviembre de 2017

LUTO EN LA ARQUIDIOCESIS DE ACAPULCO: HA FALLECIDO EL PRESBITERO AGUSTIN QUIÑONES CUEVAS


PRESBITERO AGUSTÍN QUIÑONES CUEVAS

         Hoy Martes 14 de Noviembre de 2017, a las 4 de la mañana, falleció el Presbítero AGUSTIN QUIÑONES CUEVAS, en su domicilio particular en Mochitlán, Gro. donde se encontraba retirado con múltiples achaques de su vejez. Con 92 años de edad, y 47 años de presbítero. Emérito de la Capilla de Santa Elena de Cruz en la ciudad de Cruz Grande, Gro. comunidad a la que atendió durante 25 años.
Está siendo velado en el Templo Parroquial de Santa Ana, en Mochitlán, Gro. mañana miércoles, la Misa exequial concelebrada tendrá lugar en punto de las 10 a.m.
Hoy por la noche sera velado en el Templo parroquial de Cruz Grande a partir de las 7 p.m. celebrandose la Santa Misa concelebrada en punto de las 8 p.m.
         Descanse en paz.

Nació a las 8 A. M. del 25 de Mayo de 1925, en Mochitlán, Gro. Hijo de Rodolfo Quiñones y Constanza Cuevas. Sus hermanos Emilio, Salomé, Silvina, María Auxiliadora, Soledad.
Recibió el Sacramento del Bautismo de manos del Presbítero, Egidio Martínez, en la Parroquia de Santa Ana, en Mochitlán, Gro.
Recibió el sacramento de la Confirmación el 12 de Febrero de 1931 en la Parroquia de Santa Ana, en Mochitlán, Gro. de manos del Siervo de Dios Monseñor Leopoldo Díaz Escudero, Obispo de Chilapa.
Realizó Sus estudios básicos en Mochitlán, Gro.
Ingresó al Seminario en el año de 1942, en Chilapa, Gro. donde estudió Curso Preparatorio en 1945; Curso Inferior en 1946; Curso Medio en 1947; Curso Superior en 1948; Filosofía de 1949 a 1951; Primero a Tercero de Teología de 1952 a 1954; y Cuarto de Teología en 1956.
De 1958 a 1960 realizó experiencia pastoral en Tecpan de Galeana Tenexpa, Tetitlán, Nuxco, Rodesia, y hasta Coahuayutla, bajo la tutela del Canónigo H. Gabriel Ocampo García; y de 1960 a 1969 realiza experiencia pastoral en Dos Caminos, Gro. bajo la tutela de Señor Cura Don Serafín Arzate Silva.
Realizó estudios de Licenciatura en Canto Gregoriano, composición, dirección coral y Disciplina Coral, en el Conservatorio de las Rosas, en Morelia, Michoacán, de 1958 a 1961.
En 1967 pasa de la Diócesis de Chilapa, a la Diócesis de Acapulco.
El 2 de Enero de 1970, se le encomienda el ministerio diaconal en la Parroquia de Santiago Apóstol en Cuautepec, Gro.
Recibió la Ordenación Presbiteral el 15 de Marzo de 1970, en la Parroquia del Sagrario-Catedral de Acapulco, Gro. de manos del Siervo de Dios Monseñor José Pilar Quezada Valdés, Primer Obispo de Acapulco.
Celebró su Primera Misa en su natal Mochitlán, Gro. en la Parroquia de Santa Ana, el 17 de Marzo de 1970.
El 22 de Abril de 1970 es nombrado Vicario Cooperador de la Parroquia de Santiago Apóstol en Cuautepec, Gro.
El 17 de Noviembre de 1973 es nombrado Vicario Ecónomo de la Parroquia de Santiago Apóstol en Ayutla de los Libres, Gro.
El 19 de Septiembre de 1977 se le encomienda la jurisdicción de la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen en La Concordia, Municipio de Ayutla de los Libres, Gro.
El 14 de Marzo de 1980 administra el sacramento del Bautismo al niño HARVEY MORALES VICTORINO, en el templo parroquial de Santiago Apóstol, Ayutla de los Libres, Gro., quien hoy es presbítero.
El 2 de Diciembre de 1985 es nombrado Párroco de la Santa Cruz en Cruz Grande, Gro.
El 12 de Noviembre de 2005 es Adscrito a la Parroquia de la Santa Cruz, en Cruz Grande, Gro.
El 18 de Noviembre de 2008 es nombrado Capellán en la antigua sede del Pueblo de Cruz Grande, Gro., siendo el antiguo templo parroquial constituido en Capilla de Santa Elena de la Cruz.
         En los últimos años, aquejado por la enfermedad, resolvió trasladarse a su casa en Mochitlán, Gro. donde finalmente ha fallecido.

Compositor de canciones, corridos y poesías. Construyó, dejando en obra gris, el actual templo parroquial de Cruz Grande, de grandes dimensiones. El presbiterio de Acapulco lo recuerda con gran estima.

domingo, 12 de noviembre de 2017

FRAY JUAN BAUTISTA MOYA: ¿FUNDO LOS PUEBLOS ORIGINARIOS DE LA COSTA DEL MAR DEL SUR O DE ACAPULCO?




FRAY JUAN BAUTISTA MOYA: ¿FUNDO LOS PUEBLOS ORIGINARIOS DE LA COSTA DEL MAR DEL SUR O DE ACAPULCO?
Pbro. Lic. Juan Carlos Flores Rivas

         Ante la inminente conmemoración de los 450 años de la muerte de Fray Juan Bautista Moya, que tendrá lugar el próximo 20 de diciembre, queremos retomar un tema que lo hace importante para la historia eclesial de nuestra región: ¿fundó los pueblos originarios de nuestra región eclesial? Historiadores locales han repetido una y otra vez que fue este insigne misionero el fundador de los pueblos como Acapulco, Atoyac, Tecpan y Petatlán. Pero, como ha sucedido en otros casos, muchos de los historiadores locales no han tenido una formación crítica, e igualmente se han visto impedidos de investigaciones científicas en archivos, que siguen estando inalcanzables para todos. Conformándose con la repetición de ideas comunes que ahora nos explicamos de dónde se originaron.
         Fundamentalmente, la leyenda ha tenido su origen en la fantástica obra de Fray Matías de Escobar, conocida con el nombre de: Americana Thebaida. Vitas Patrum de los Religiosos Hermitaños de Nuestro Padre San Agustín de la Provincia de San Nicolás Tolentino de Mechoacán, escrita en 1729. Primera versión completa, 1924, Balsal Editores, 1970, Morelia, Michoacán). Esta obra, ha sido por muchos años, y para muchos, la única fuente histórica. Pero ahora conocemos su valoración histórico-crítica, gracias al análisis del Reverendo Padre agustino Fray Roberto Jaramillo Escutia, quien ha sido rector de la Universidad Pontificia de México, y en su obra “Los agustinos de Michoacán. 1602-1652. La difícil formación de una provincia”, México, 1991, nos dice: “Del siglo XVIII, se conserva la pomposa obra ‘Americana Thebaida’, de Fray Matías de Escobar,… los primeros datos que aporta no son tan confiables, puesto que a veces se nota claramente el toque de la tradición, por no decir de la leyenda”.
         Es esta Crónica, la fuente, de la cual tuvo origen la leyenda de que fue Fray Juan Bautista Moya el fundador de los pueblos que son objeto de nuestro interés. Esta crónica plantea que este Fraile, saliendo de Pungarabato (hoy Ciudad Altamirano) en donde se había establecido para formar su centro de operaciones, recorrió la Huacana, Atoyac, Tecpan, Petatlán, Zacatula y Coahuayutla. Recorrido este último, saliendo de Tacámbaro, que lo llevó hasta la costa de Zacatula (que abarca la actual Costa Grande del Estado de Guerrero). Y todo esto es enmarcado en los años posteriores a 1552, según se desprende del capítulo X de Americana Thebaida, donde literalmente dice: “…bajando hasta Acapulco, fundó Coaguayutla, Petatlán y Tecpan”… Y casi al final del capítulo XXXV dice: “…se le atrbuyen (las fundaciones) de la Guacana…, Cuaguayutla, Petatlán, Teipan y Atoyaque; ya casi en el mar, el Puerto de Acapulco”… Todo esto, tuvo lugar después de 1552.
         Sin embargo, para el caso de Acapulco, ahora sabemos que ya era parroquia desde 1545, pues FRANCISCO MORENO aparece como Cura proveído: "Avrá treynta años questá en la tierra, es lengua mexicana... es bachiller por rescripto; está proveído en la costa de Acapulco, es viejo, y entiéndese que tiene pocas letras..." (Cfr. Carta relación del Arzobispo de México Don Pedro Moya y Contreras, remitiendo al Rey Don Felipe II reservados informes personales del clero de su diócesis, México, 24 de Marzo de 1575, publicado en Biblioteca de Autores Españoles desde la formación del lenguaje hasta nuestros días. CARTAS INDIAS, Tomo I, ediciones Atlas, Madrid, XXXVII, pp. 214)
Por otra parte, Peter Gerhard, en su obra: “Descripciones geográficas”, nos dice que: “Desde 1525 se habla de un cura secular en la villa de la Concepción Zacatula (Millares Garlo y Mantecón, I, ns- 212, 1701)”.
Últimamente, el Padre Alberto Carrillo Cázares, publicó el estudio: Partidos y Padrones del Obispado de Michoacán. 1608-1685. En El Colegio de Michoacán, obra patrocinada por el Gobierno del Estado de Michoacán. Editada en Zamora, el año de 1996. En las pp. 333-368 nos aclara muchos aspectos de la: VILLA DE ZACATULA. Se funda el curato con salario de la corona en 1546. PETATLÁN, en ese mismo año ya era curato atendido por clérigos. En 1550 su población sumaba 15, 400 habitantes (5, 500 tributarios) y en su visita pastoral el obispo Morales la calculaba en 1, 812 tributarios (5, 073 hab.), (YS-DR, p. 203, nota 103). TECPAN Y ATOYAC. Partido de clérigos desde 1568.
De cualquier forma, reconocemos a Fray Juan Bautista Moya, como primer legítimo padre, anacoreta de la Mechocana Thebaida, en las costas del Mar del sur o de Acapulco.