BIENVENIDO

BIENVENIDO
ABBA PADRE

José Pilar Quezada Valdès -sentado a la izquierda- y Agustín Caloca Cortés -Sentado a la derecha- alumnos en el Seminario de Guadalajaraa
... "en la Iglesia conviven asnos, mulos y machos cabríos, algunos tan salvajes que se sienten deseos de matarlos, pero no es posible porque 'el Amo quiere recibirlos todos en buen estado'."
El Cura de Torcy a su colega de Ambricourt, en: "Diario de un Cura Rural", de Bernanos.

jueves, 22 de marzo de 2018

VIERNES DE DOLORES: SOLEMNIDAD DE LA VIRGEN DE LA SOLEDAD EN LA ARQUIDIOCESIS DE DE ACAPULCO

VIERNES DE DOLORES: SOLEMNIDAD DE NUESTRA SEÑORA DE LA SOLEDAD EN LA ARQUIDIOCESIS DE ACAPULCO.
Pbro. Lic. Juan Carlos Flores Rivas.

El Viernes de Dolores o Viernes de Pasión, es el viernes anterior al Domingo de Ramos, comprendido dentro de la última semana de la Cuaresma, conocida por la Iglesia como Semana de Pasión. En algunas regiones es considerado como el inicio de la Semana Santa o Semana Mayor, al iniciarse en éste las procesiones más solemnes.
Los fieles manifiestan su fervor religioso en la celebración de los Dolores de Nuestra Señora, incluyendo por ejemplo en la liturgia de la Misa la secuencia del Stabat Mater.
En algunos lugares se le denomina Viernes de Concilio, el cual es tomado como día de ayuno y abstinencia, quedando proscrito el consumo de carnes.
Esta antigua celebración mariana tuvo mucho arraigo en toda Europa y América, y aún hoy muchas de las devociones de la Santísima Virgen del tiempo de Semana Santa, tienen su día festivo o principal durante el Viernes de Dolores, que conmemora los sufrimientos de la Madre de Cristo durante la Semana Santa.
El Concilio Vaticano II consideró, dentro de las diversas modificaciones al calendario litúrgico, suprimir las fiestas consideradas "duplicadas", esto es, que se celebren dos veces en un mismo año.
Y esto se materializó mucho tiempo después, con el Decreto de la Congregación para el Culto Divino y la disciplina de los Sacramentos, del 18 de Marzo de 1995; por ello la fiesta primigenia de los Dolores de Nuestra Señora el viernes antes del Domingo de Ramos fue suprimida, siendo reemplazada por la moderna fiesta de Nuestra Señora de los Dolores el 15 de septiembre.
A pesar de ello, la Santa Sede contempla que, en los lugares donde se halle fervorosamente fecunda la devoción a los Dolores de María, este día puede celebrarse sin ningún inconveniente con todas las prerrogativas que le son propias.

En Acapulco, el Viernes de Dolores se ha celebrado ya desde la proclamación de Nuestra Señora de la Soledad como Patrona de la Ciudad y del Puerto, el 8 de Diciembre de 1812, cuando el pueblo y las autoridades de Acapulco la proclamaron, invocando su protección, en medio de la incertidumbre provocada por los desmanes de la guerra de Independencia.
En Acapulco, desde hace 200 años es celebrada la Virgen de la Soledad el llamado Viernes, de dolores, como podemos ver en el proyecto de Constituciones realizadas el 13 de Enero de 1816, en la Cláusula 12, se indica que: “Celebrará cada año esta devota Cofradía la fiesta de Dolores de Nuestra Señora en su día, en que se deberá celebrar de cuenta de ella, en la Iglesia Parroquial de este Puerto, mientras no se concluya la Capilla que se está fabricando a la Santísima Virgen, el número de las Misas Rezadas que se pueda por la intención de los Cofrades vivos, y almas de los ya difuntos, también deberá costear los Viernes Santo por la noche el Pésame a Nuestra Señora de cuyos gastos llevará exacta cuenta el Mayordomo Tesorero” (AGN. Negocios Eclesiásticos. Justicia E. vol. 11, Exp. 1, f. 164)”.

Los Obispos de Acapulco, ininterrumpidamente, año con año, junto con su presbiterio local, se reúnen para celebrar la Santa Misa en Viernes de Dolores, algunas ocasiones con la presencia de autoridades locales de diverso cuño, y esto se transforma en una fiesta popular, según la piedad de los párrocos, y el pueblo de Dios todo invoca a su celestial patrona.
Fue así que, retomando esta bicentenaria tradición, el 15 de Septiembre de 2009, el Arzobispo de Acapulco Monseñor Felipe Aguirre Franco, Proclama con toda formalidad, a la Virgen de la Soledad, como Patrona de la Arquidiócesis, y DECRETA para beneplácito de todos los fieles, que se continúe celebrando el Viernes de Dolores, a nuestra celestial Patrona.

No hay comentarios: