José Pilar Quezada Valdès -sentado a la izquierda- y Agustín Caloca Cortés -Sentado a la derecha- alumnos en el Seminario de Guadalajaraa
... "en la Iglesia conviven asnos, mulos y machos cabríos, algunos tan salvajes que se sienten deseos de matarlos, pero no es posible porque 'el Amo quiere recibirlos todos en buen estado'."
El Cura de Torcy a su colega de Ambricourt, en: "Diario de un Cura Rural", de Bernanos.

sábado, 15 de enero de 2011

LUTO EN EL INSTITUTO DE LOS CONSAGRADOS DEL SANTISIMO SALVADOR.

LUTO EN EL INSTITUTO DE LOS CONSAGRADOS DEL SANTISIMO SALVADOR.
Pbro. Lic. Juan Carlos Flores Rivas.

En lamentable accidente carretero, en el kilómetro 11+200, a la altura de Copala, fallecieron os mamás de dos religiosas del Instituto de las Consagradas del Santísimo Salvador: Catalina Videa Zeledan, de 37 años, originaria de Nicaragua; y Santos Cux Hernández, de 55 años.
Al día siguiente del lamentable accidente falleció también un hermano religioso de nuevo ingreso, Gerardo Armando Carreto, de 22, originario del poblado de Zacualpan, del Municipio de Ometepec, Gro.
Según reporte, el percance se debió a que la camioneta Ford tipo Explorer, color azul marino, modelo 2010, en la que viajaban, perdió el control al perder visibilidad, ya que un automóvil que iba adelante echaba humo, provocando que la unidad en la que viajaban los hoy occisos diera cuatro volteretas para quedar finalmente con las llantas hacia arriba. En el percance quedaron heridas también dos personas más María Pudechan y Sofía Isable Temayac.
El Instituto de los Consagrados del Santísimo Salvador son una asociación de fieles de derecho diocesano adscrita a la Arquidiócesis de Acapulco, fundada en 1986 en Tomatlán, Jalisco, por el Reverendo Padre Redentorista Pablo Straub; bajo la tutela del Obispo de Autlán Monseñor Maclovio Vázquez Silos.
Llegaron a Acapulco en 1983, a invitación expresa del entonces Arzobispo de Acapulco Monseñor Rafael Bello Ruiz, quien en 1994 procedió al traslado canónico de los Institutos, quedando formalmente adscritos a la Arquidiócesis de Acapulco. En 1996 tomaron posesión de un predio en el punto denominado La Piedra Blanca, que en adelante denominan Monte San Alfonso, en la parte alta del Ejido de Pie de la Cuesta. Actualmente cuentan con dos instalaciones: el Convento para las hermanas, funcional en forma circular; y el Convento para los varones.