BIENVENIDO

BIENVENIDO
ABBA PADRE

José Pilar Quezada Valdès -sentado a la izquierda- y Agustín Caloca Cortés -Sentado a la derecha- alumnos en el Seminario de Guadalajaraa
... "en la Iglesia conviven asnos, mulos y machos cabríos, algunos tan salvajes que se sienten deseos de matarlos, pero no es posible porque 'el Amo quiere recibirlos todos en buen estado'."
El Cura de Torcy a su colega de Ambricourt, en: "Diario de un Cura Rural", de Bernanos.

miércoles, 20 de agosto de 2008

TIERRA SANTA 2008

PEREGRINACION TIERRA SANTA 2008.
Pbro. Lic. Juan Carlos Flores Rivas

Ir a Tierra Santa ha significado a través de los siglos PEREGRINAR A LOS ORIGENES DE LA FE. Y siempre ha sido dificil, por la lejanía para nosotros que vivimos en américa, como por los altos costos para quienes somos parte de un país tercer mundista, como por los aspectos que tienen que ver con la seguridad interna del país que se visita (en 2006 nuestra Peregrinación coincidió con la guerra entre Israel y Líbano), aspectos que se traducen en incomodidades.

Pero peregrinar a Tierra Santa es un derecho de todo creyente, pues el árbol cristiano hunde sus raíces en tierras profundas, por eso peregrinar es comparado con un SUBIR espiritual, a la montaña santa.

Del 27 de julio al ll de agosto pudimos, con un pequeño grupo de 17 peregrinos, visitar los lugares ligados a la historia de la salvación: Belén, Jerusalén, Nazaret, y toda la región magnífica de Galilea.

Nuestro recorrido comenzó por Galilea, y esto tiene una lógica, pues el Señor Jesús comenzó su recorrido en Galilea, predicando la llegada del Reino de Dios.

El numero de grupos de peregrinos que encontramos en esta ocasión fue grande, se aprovechan los momentos de distención de todos los conflictos, y esto le da a Tierra Santa otra fisonomía. Mucho ruido, pero eso no impide reflexionar, orar, y encontrarse con grupos de peregrinos entre los cuales un gran grupo de mexicanos.

Nuestra llegada a Jerusalén coincidió con una gran festividad penitencial judía: el domingo 10 de agosto los judíos recuerdan la destrucción de los dos templos, hechos que han sido interpretados como castigo a la infidelidad del pueblo, y que lleva a los judios a celebrar toda una semana de penitencia y oración ante el muro de los lamentos o muro occidental en Jerusalén.

Pudimos celebrar la Santa Misa en Nazaret -en el Taller de San José-; en el Monte Tabor -en la capilla de Elías-; en Belén -en la capilla de San Francisco de Asís-; y en Basílica de la Resurrección o del Santo Sepulcro -ante el altar de la Magdalena-.

Días entes pudimos llegar en peregrinación a Roma, para ganar el jubileo paulino, en la Basílica de San Pablo extramuros, donde celebramos la Misa en la Capilla de San Benito.

Pudimos renovar nuestras promesas bautismales en el Río Jordán, así como los matrimonios que nos acompañaban pudieron revovar sus votos en Caná de Galilea. Gozamos del pescado de San Pedro, cruzamos en barco el mar de Galilea, y no faltó el tradicional baño en el Mar Muerto.

Dios nos permitió realizar esterecorrido espiritual, en todo auxiliados por los magníficos servicios de la Agencia de viajes local de Acapulco Koowlon, de la señora Violeta García, y el mayorista Gallego Tours de Guadalajara.

Leitrot Jerusalem! Shalom! Shalam!
El próximo año en Jerusalén.

1 comentario:

Armando González Virto dijo...

Felicidades Padre Juan Carlos, porque Dios le consedió ir a la peregrinación. Es agradable leer esta anecdota de su viaje, seria una gran dicha alguna vez ir para haya. Mejor me voy a poner a ahorrar, para que si el proximo año o despues organiza otra peregrinación, yo me apunte.
Es bueno que aquellos que pudieron ir aprovecharon tan bien el viaje y sin ningun tipo de molestias.
Un cordial saludo

att. Armando